Tweeter button Facebook button Flickr button Flickr button
Blog

 

Crónica de la adopción del cachorro “Platón”

ADOPCION-PERROS-FELIPE-RIOS-CONCEJAL-DE-BOGOTA

 

En víspera de la gran jornada de adopción de perros y gatos, fui al Centro de Zoonosis a revisar como iban los animales que se iban a ofrecer el 23 de octubre en el parque Simón Bolívar. Llegué el domingo a las 9 am, al sitio que en el argot popular es conocido como el “cementerio de animales”. A diferencia de lo que uno se imagina, es un lugar en Engativá con zonas verdes y muchísimos animales a la espera de que alguien venga a adoptarlos.

Saludé a los funcionarios del centro, a quienes se les nota el amor por los animales y la alegría cada vez que llega alguien con la intención de llevarse uno para su casa. Son largas filas de jaulas divididas entre perros y gatos. Pase por la fila de gatos de los cuales 30 serán llevados al parque este domingo para ponerlos en adopción. Confieso que no soy amante de los gatos por lo cual procedí a la sección de perros y empecé a mirar uno a uno dentro de sus jaulas.

Se encuentran todo tipo de perros algunos cruzados y unos pocos de raza y se encuentran de todo tamaño, color y pelaje y todos, sin excepción, se les ve la tristeza del abandono en sus caras. Tras caminar por varias jaulas vi el primero que me llamó la atención, un perro con aire a labrador café con una pañoleta roja en el cuello. Estaba recostado contra la pared y acostado en el concreto y no se movía, solo miraba asustado hacia la reja y por más de que lo saludaba no emitía sonido alguno. Seguí a la siguiente jaula y encontré una perrita cachorra, de no más de 3 meses que ladraba y ladraba parada en 2 patas mientras llamaba la atención de quienes pasábamos.

Mientras miraba la perrita me llamó mi novia del otro lado de las jaulas y cuando llegue encontré un cachorro, con un aire de Golden Reitriver. No emitía sonido pero se acercó hacia la reja y con su mirada nos dijo todo, acto seguido empezó a lamernos las manos. Se veía un perro triste pero de gran corazón,  noble y juguetón y listo para que nos lo lleváramos para la casa. La decisión fue tomada y en menos de 30 minutos ya iba en mi carro rumbo a mi casa. Ese mismo día lo bautizamos “Platón” y hoy se ha vuelto un integrante más de mi familia.

Así fue como llegó a mi vida un cachorro que necesitaba un hogar. Este domingo a partir de las 10 am, en el parque Simón Bolívar, espero que se repita esta historia con muchos perros y gatos que buscan una nueva familia.   Los estaré esperando para presentarles a “Platón” y para contarles sobre la agradable experiencia que ha sido.

 

 
Entradas Antiguas

Tags

 

 

 

    Contáctenos
    Calle 36 No. 28A 41 Of. 405
    Teléfono: 208 82 86

    by_nc_sa.png

+ CAMBIO RADICAL
+ CONCEJO DE BOGOTÁ

+ MAPA DEL SITIO